jueves, octubre 28, 2010

: “Las mujeres tenemos que pelear por el derecho a desarrollarnos”



El lunes 25 pudo volver a verse “Cuando dije basta”, un documental sobre las violencias contra las mujeres por la señal Cosmopolitan. La conductora es la actriz Florencia Peña, quien en esta entrevista, comparte el camino que recorrió como artista y mujer. De la niña precoz televisiva a la mujer que habla de aborto. Está grabando un programa para el canal Encuentro sobre maternidades, y planea una ficción sobre violencia de género. “Los derechos se ganan incomodando”, dice.

-¿Cómo es que Cosmopolitan te convoca para hacer 'Cuando dije basta'? Te vimos comprometida políticamente con la Ley de Medios, con el matrimonio igualitario, pero nunca te asocie con el feminismo.
-Yo lucho mucho por el derecho de las mujeres, pero me parece que nunca lo hice tan públicamente, hasta que me comprometo públicamente con el tema del aborto. Ahí tuve la necesidad de plantear claramente mi posición. Empecé a pensar en un proyecto de ficción. La llamamos a Mariana Carbajal para que nos asesore. Me llaman de Encuentro para hacer un programa sobre maternidades –que estoy grabando-, y dije: ‘no quiero estar en ese lugar Utilísima’. Ser madre es mucho más complejo, es una contradicción constante, es tu espacio. Mas ellos que vienen a usurpar ese espacio, mas la necesidad que tienen de que te ocupes… que se yo, es complejo, no se trata de una receta de cocina…es un quilombo.

Cómo hago para pararme con estos temas siendo la madre que soy…a mis hijos les hablo mucho de las consecuencias de sus actos. Son libres de elegir, de hacer, de pensar, pero tienen que tener claro que lo que hacen produce consecuencias. Les doy mucha libertad, los cuido mucho, pero en libertad.

De Cosmopolitan me llaman porque vieron que estoy en un momento de compromiso. El año pasado hicieron con Cecilia Roth un documental sobre trata, y este año querían trabajar violencia.

Claro que les dije que sí. Queríamos, acordamos, que el mensaje sea esperanzador. Este es un momento especial, tenemos la ley, se está pudiendo hablar de esto, así que el mensaje tenía que ser eso: que hay salida para una vida que hasta allí había sido con violencia.
Esta semana voy a tener mas reuniones con gente del Ministerio de Justicia, que quieren hacer unos spots…yo lo voy a hacer, pero se que no alcanza, no es suficiente. Quiero hacer una ficción, donde el tema esté incluido, porque la ficción entra por otro lado.

-Como fue transitar esas grabaciones. ¿Qué te pasó?
-Fue terrible. Yo decidí no leer nada de la teoría, quería encontrarme con ese texto que me armaron, pero del que me apropie. Si yo no hubiera sentido, si no hubiera sentido lo que estaba pasando…el resultado hubiera sido otro.

Para mi es fácil aprender un texto de ficción, fue un laburo arduo, y fue mas arduo conectarse con las mujeres. El primer día, no podía para de llorar. La documentalista esta mas curtida, como los médicos, puede tomar mas distancia. Hice un gran esfuerzo para no llorar estando con ellas.

Una debe correrse de ser el centro del universo cuando se pone en contacto con estas mujeres. Yo tengo una vida hermosa, y esta también es una manera de devolver todo lo que yo recibo. Me esfuerzo, pero hay mucha gente que se esfuerza, y eso no significa que tenga lo que yo tengo. Una va tejiendo redes. Eso es muy hermoso. Una cree que esta dando pero en realidad lo que una recibe es mucho más.

Llevar conciencia es uno de mis objetivos. Creo mucho en la sincronicidad. No adhiero a las religiones que imparten los hombres, creo en la energía, en la universalidad, en que todos estamos en este mundo con una misión. Tal vez por fin descubrí, ahora, cual es esta misión, y me gusta interpretar a mujeres que tienen un mundo interno complejo.

Y pienso y ¿ahora que? Pero te diría que es el mejor momento de mi vida, es el momento en el que mas real estoy siendo. Me encantaría ayudar a que cada mujer pudiera encontrar en su vida ese placer, ese permitirse ser real. Lo único que te da la libertad es la información. Esa información, la de tus derechos.

Florencia Peña va a cumplir 36. Actúa hace 30. Canta, le gusta actuar y definirse como una actriz que puede cantar. Recuerda su propio recorrido, supongo también que porque se vio obligada a contarlo muchas veces. ‘Festilindo’ (Canal 13), primer trabajo en canal 7, el programa de Hugo Moser que se llamaba ‘La gente del 2000’, donde empezó a leer los diarios con su mamá y comenzaba a hacerle preguntas a las personas. Después ‘Chispiluz’

Ella lo cuenta así: “Estudié canto, y canto muchas de las cosas que hago. La verdad es que me dediqué mas a actuar. Me defino como una actriz que puede cantar. Hay algo actoral que una incluye en el cantar. Como casi todos los actores americanos, que cantan y bailan, mejor o peor pero todos lo hacen.
Pero más allá si es el cantar o el bailar, son los hechos lo más importante. Lo importante es lo que sucede cuando presento algo, lo que sucede cuando me expongo. Por supuesto hay cosas en que te va mejor que en otras.
En el país del autobombo, donde se escuchan frases como: “la gente me quiere a mí porque yo…” (hace gesto de vedette con las manos y se ríe de si misma)…yo prefiero que lo decida el publico. A los críticos no les doy crédito.”

-Hoy la critica me parece que es mas subjetiva, con menos formación académica
-Obvio…sellar algo como si fuera la verdad. El critico podría decir ‘yo opino’, ‘a mi me parece’… pero lo que dicen es: ‘yo digo que es mala y no la vayan a ver’…Hay cosas más objetivas que otras, obvio. Hay gente que tiene talento y gente que no.
Yo siempre intento superar mi marca.

-¿Y cómo haces eso?
-Eligiendo trabajos que siempre exijan más. Más esfuerzo. Hacer siempre lo mismo me aburre. Yo tengo el estigma de la comediante, pero en el teatro me gusta investigar por otros caminos. Mis ultimas cinco obras son muy distintas las una de las otras. Pienso cual es el desafío que sigue.
La tele es distinta, es un espacio diferente.

-Manda el rating ¿Qué opinas?
-Tengo una pelea atroz con eso. Cuando una piensa en un buen músico, por ejemplo, no importa tanto cuanta gente metió en Vélez Spinetta. Te gusta y lo vas a ver, si te gusta va mas allá de eso. A lo largo de la carrera de Spinetta lo que estará en su historia no es cuanta gente metió, sino su música, cuanto publico, como pegó, cual se convirtió en himno o no. No nos acordamos de cuanta gente metió.

-Pero sos sensible a eso.
-A todos nos gusta que nos vaya bien, pero no me vuelvo loca, ya no.

-Yo vivo en el vértigo de lo cotidiano, cuando empecé no existía el minuto a minuto.
-El rating no puede ser medida de ningún talento, ni por la taquilla ni por la cantidad de gente que te vio
Darín es el número uno, y hay películas que la gente no fue a ver. No es más Darín en ‘El secreto de sus ojos’ y menos en ‘La Señal’, es siempre Darín. El artista tiene que contar una historia, algunas pegan más y otras menos
Yo como actriz tengo que ser la actriz que quiero ser. No me como ningún éxito, y tampoco me deprime el fracaso.
Aprendí. Al principio creía que yo era la culpable de los fracasos, y la responsable de los éxitos. Ahora te digo que he tenido en mi carrera éxitos y fracasos… mas fracasos… y de eso aprendí. Con los éxitos una no se plantea nada, no quiere que se muevan de donde están. Cuando aparecen las caídas es cuando una se plantea las cosas.

-¿Manejas tus contratos? ¿Dinero?
-No, soy un desastre. Tengo un representante, porque confundo, porque mi hobby es mi trabajo entonces es complicado. Alguien de afuera tiene que señalar esa diferencia, el tema es cuando otro lucra con tu trabajo, ese que no cobras.
Diferente es una cooperativa. Me ha pasado estar, todos ganamos si nos va bien, nos va mal todos perdemos. Ok, es más fácil. Nunca dejé de hacer algo por el tema del dinero, aprendí a leer cuando poner el hombro y cuando no.
La televisión es un arma de doble filo. Es un negocio. Si generas rating vales mas porque generas rating, o porque sos una figura y generas expectativa.

-¿Y como se te ocurre tener tu propia productora?
-Tengo muchos años en esto, y siempre fui un poco productora. Incluso si me contrataba otro. Tengo amigos, contactos, know how, produje muchos años obras de teatro en las que actuaba. Hace muchos años que hago ficción, hice pilotos para tele. Me gusta producir, artísticamente hablando.
Si me equivoco, prefiero saber porque yo elegí mal. La tele es complicada, y últimamente me estaba pasando que no era yo la que elegía. Me peleaba por la elección de otro, el resultado era negativo y no estaba haciendo lo que yo creía.

-Estas hablando de ‘Botineras’.
-‘Botineras’ arrancó con una gran expectativa, 28 puntos de rating. Pero la historia no pegó como estaba contada, fue de hecho el programa del verano. Yo había compuesto un personaje, le puse ese pelo platinado, una manera de caminar. Yo me muero con las botas puestas. Si esta ‘Giselle’ no entra en este proyecto ok, yo me corro, yo compré otro proyecto.


- Alberto Migre contaba que ‘Rolando Rivas’ no hubiera sido lo que fue, si no le hubieran dado el tiempo para posicionarse. Era otro tiempo, sin urgencias…

-Claro, y revolucionó las novelas que antes eran “de la tarde”.
Hay algo, mi último coletazo para tratar de entender: yo me considero muy libre en mis elecciones, libre a la hora de sumarme a una causa; soy poco manipulable, hasta en lo que me equivoqué fue porque yo creí que estaba bien.
Con el paso de los años la posibilidad de elegir es el bien mas preciado que gané.

-No es un atributo habitual en las mujeres, tampoco en tu medio.
-Absolutamente, ser mujeres nos pone en un lugar donde además de querer desarrollarnos tenemos que pelear por el derecho a desarrollarnos
Un actor muy reconocido y famoso gana mucho más que una actriz reconocida y famosa. No sé… Pablo Echarri, Facundo Arana ganan más que Natalia Oreiro, y yo misma. Es una cuestión de género. No de talentos

-¿Como se ganan esos derechos?
-Los derechos se ganan incomodando. Por eso genero tanto amor y tanto odio.
Proponer el debate del aborto incomoda. Sería mas fácil no salir a decirlo afuera, que lo hablemos acá y yo te diga bueno si, pero no digas nada porque yo puedo perder contratos…no lo digas, por ahí me levantan el contrato Huggies (marca de pañales)
No medí el riesgo, no porque sea inconsciente sino porque es más fuerte.

-¿Eso tiene que ver con que no tenés apremios en este momento?
-No, si no trabajo me como los ahorros. El dinero es una energía cuando uno esta en sincronicidad con el universo. Tal vez sea esa mi misión, la alegría y llevar un mensaje. Cuando estoy de verdad alineada las cosas pasan, es probable que lo de Huggies no se renueve el año que viene, prefiero soltar ese contrato que es muy bueno.
Decir “No talemos árboles” es políticamente correcto. Yo no soy políticamente correcta, no me interesa, prefiero ser Sean Penn. Anda a ponerte en contra de Bush y de la guerra… Los actores allá se comprometen con causas que no son políticamente correctas.

-La gente te admira, pero también te pegan mucho, sobre todo con tu alineamiento político partidario…
-Claro, no se trata de pensar como yo, yo salgo a decir mi verdad.
Hay gente que me dice: ‘Yo en muchas cosas estoy de acuerdo, siento que es una voz que me representa’. Trato de no invisiblizar al que piensa diferente. ¿Por qué molesta tanto que yo pueda opinar? ¿Por qué no puede haber una actriz que actúa, y como ciudadana se expresa?

-¿A los varones se les perdona más? Actores como Luis Brandoni o Nito Artaza ocuparon y ocupan cargos en el Parlamento.
-Obvio. Miralo a Nito, tiene una banca y sigue con su teatro de revistas, y nadie hizo ningún escándalo.
A las mujeres se las frivoliza y no se les perdona.

-¿Y con vos qué pasa?
-En este caso es mas complicado, porque los medios están siendo opositores, están en contra de esta construcción política, los multimedios que tienen tele y diarios.
Moria Casán o tantas, que se yo, Susana Giménez apoyaban el Menemismo…pizza con champagne, y los medios también….(aunque es cierto que Clarín era entonces muy anti menemista) pero avalaban desde un discurso farandulero, no desde un posicionamiento político serio.

-No se les perdona el posicionamiento consistente.
-Soy una gran defensora de los cambios de paradigmas. Creo que hay mujeres que vinieron a cambiar los paradigmas, pienso por ejemplo en Niní Marshall que cambió el humor en la Argentina. Yo no sé cual será la huella que dejaré, pero de ninguna manera voy a pasar por este mundo sin dejar algo. No me alcanza el ‘Ay, que divina que era Flor…’

-¿Cómo es tu familia?’¿En quien te apoyas?
-Tengo una hermana, somos muy poquitos, mis padres y nosotras. Siempre imaginé construir una familia grande. La familia de Mariano (Mariano Otero, músico y su marido) es multitudinaria. Me gusta mucho compartir con la familia, irnos juntos de vacaciones. Me rescata de un mundo más frívolo.
Mis hijos me devolvieron lo importante. También me rescatan.
Siempre necesité que las cosas me atravesaran, soy muy cabeza dura. Todo me ha llevado muchas mutaciones.

-¿Incluso físicamente?
-Sí, mucho tiempo vendí una sobreatención que yo no tengo…yo miro para atrás y digo que el medio empieza a colocarte en el lugar que necesita. No quise estar solo en ese rol porque tengo otras búsquedas, además de la comedia Lo único importante era preguntarme todo el tiempo dónde quería estar. Bueno, en una época me decía y me convencía: hacer la tapa de ‘Gente’ es parte del medio en el que estoy, puedo transar…yo soy re inteligente en casa…no importa que haga estas cosas afuera… salir en la tapa de una revista y vender una bomba sexy…Pero claro, después veía las fotos y el quiebre era terrible.

Mis hijos son fundamentales
“Yo necesitaba tener hijos venia a cuenta de mi vida tener hijos. Me hace ser una mujer común, ordinaria. No quiero ser una estrella, salir a la calle con lentes grandes. Yo no creo para nada que el destino último o único de una mujer sea la maternidad. No creo eso de ‘mmmm (carita de asquito) no sos madre entonces…no sos mujer’. No, para nada. Lo que digo es que para mí, en mi vida, mis hijos son fundamentales. Cada mujer busca su construcción, yo quería tener hijos".

- No es raro cuando viajas y nadie te conoce.
-Bueno, yo convivo con la mirada desde muy chiquita. No pasa porque se me tiren encima, pasa por la mirada del otro todo el tiempo, llega un momento que pesa. Qué tenés en los pies, si sos mas alta o mas flaca de lo que suponen…todo el tiempo estas siendo mirada
Me da vergüenza que me miren mucho, por eso no camino mucho la calle en Argentina. Si veo mucha gente junta cruzo, hago cosas rarísimas, pero es porque me da vergüenza, esa zona de la exposición. En ese punto viajar y que no te conozcan es raro pero liberador. Me siento liviana.
No cambio nada. Ojo, el combo viene con eso pero es bueno desensillar.

Mariano Otero
“Mariano además del amor incondicional y de su escucha. ..Somos dos personas que nos pensamos mucho, que nos preguntamos, y por suerte son preguntas que no se terminan de contestar.
No desde la insatisfacción, sino desde la búsqueda. El arte es doloroso, lo haré bien.
Mariano eligió el jazz como su música. Esa no es una música que se elige para vender. Cuántos discos va a vender es otra cosa. El es honesto con su música, es honesto con lo que hace, no es especulativo, termina, entrega y ya está pensando en lo que viene”.(Florencia esta con las piernas cruzadas, descalza ,en el sillón de su living y habla con ternura y amor, sin posar, se puede percibir la verdad de cada gesto en esto que va diciendo de si ,de su pareja, de sus hijos…)
“Aprendí mucho con él y de él. Yo también soy cero especulativa. En el teatro no cambias el texto porque la gente no va, como sé pasa con el rating y la ficción televisiva. Es como si hubiéramos olvidado que el camino es lo más importante, es lo más sanador, lo enriquecedor. Hacerle creer a alguien que el camino no importa, que puede hacerse famoso de un día para otro, sin importar, es terrible. Ningún fracaso va a quitarme lo que tengo para dar, porque tengo 30 años de construirme como actriz, pero si lo único fuera el éxito y la fama, entonces, el primer fracaso nos lleva puestos.

Cuando empecé a producir él me decía: solo ocupate de hacer el mejor disco de jazz (que es como nuestro código), hacé lo que te gusta”.

Fuente: http://www.lilianahendel.com.ar

2 comentarios:

RENZO BERECOECHEA dijo...

Leíste la nota Anto?

Yo la quiero publicar el finde recien, cuando se calme un poco todo porque me parece "desperdiciar" una nota para el face siendo que ahora nadie la leerá.. Aparte, porque no tendré nada para contar el finde! Jajaja!

Saludos ♥! La tengo que leer...más tarde seguro lo haga: es super larga!
Comentan que se cansó de hablar Peña.. Jajajaja!

Antonella dijo...

JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA Obvio que la leí! que te crees? Yo leo todo lo que subo.. (?)
Esta muy buena la nota!

Saludos (:

PD: El día que esta se canse de hablar,sí, ese mismo día yo voy a dejar de decir boludeces :)