sábado, setiembre 23, 2006

El marido de Florencia Peña en un festival de Jazz

9º Festival de Jazz y Blues en Blanco Y NegroMariano Otero y su Gran Orquesta
Organiza: Municipalidad de Campana. Secretaría de Cultura y Educación.

¿Quién es Mariano Otero?
Nació en Avellaneda dos días antes de iniciarse el devastador y sangriento Proceso de Destrucción Nacional, el 22 de marzo de 1976. Hijo de un músico, Juan José Otero, que toca la guitarra y el violín y es el rector del Conservatorio de Música de Avellaneda, recuerda que su padre le dijo, cuando llegó el momento de estudiar, podés hacer lo que quieras y lo intentó. Empezó psicología, pero lo de la música fue más fuerte.
Su formación con el bajo eléctrico comienza con profesores particulares, y sus estudios de contrabajo, armonía y composición se producen en la Escuela de Música Popular (Avellaneda), mientras continúa formándose de manera privada con varios de los mejores bajistas del medio.
Comienza a tocar como músico profesional en diversos grupos de rock. Trabajó como productor de seguros para pagarse sus clases y con el tiempo el rock se convirtió en funk y después en fusión.

El jazz me enloquece
A los 19 años recibe una beca para estudiar en el Berklee College of Music (Boston). Viajó a Nueva York, se dio una vuelta por las jam sessions del East Village y cambió todo. "Quedé trulalá. Lo único que quise a partir de ahí fue hacer jazz. Entonces volví, rompí con todas las bandas con las que tocaba y me fui a vivir con un amigo."
Luego ingresa a la escuela de Música Contemporánea, donde se gradúa con el mejor promedio de la historia de la escuela, convirtiéndose luego en profesor de la misma.
A tocar con los mejores
Trabaja activamente en shows y grabaciones con los músicos más reconocidos del ambiente del jazz: Ernesto Jodos, Walter Malosetti, Pepi Taveira, Rodrigo Dominguez, Enrique Norris, S. Verdinelli, Luis Nacht. Se convierte en uno de los referentes de la nueva camada de músicos de jazz en Argentina.
En el año 2001 es elegido bajista revelación por el diario La Nación. Participa de varias orquestas dedicadas al tango, y en comedias musicales. Conoce así a su esposa, la actriz Florencia Peña.

Una esposa, un hijo, un disco
Creando proyectos de música original, en el 2002 forma un septeto con el cual registra su primer CD en el 2003, titulado "A Través", aclamado por la prensa especializada y elegido mejor disco del año por la Sección de Arte y Espectáculos el diario "La Nación".
En esa ocasión comentó: "Yo compongo porque no puedo dejar de hacerlo y me ilumino con las cosas que me pasan. Mi hijo, por ejemplo, fue una gran fuente de inspiración en este disco. Muero de amor por Tomi. No descubro nada si digo que tener un hijo es lo más impresionante que me pasó en la vida. Los primeros meses fueron duros, yo tenía todo mi trabajo más un bebé y le daba la razón a la mujer de un amigo que me decía que era como una dictadura. La única dictadura hermosa. El día que salió de la panza llorando y se calmó cuando se lo pusieron en el pecho a Florencia, casi me muero de un infarto."
Asimismo es nominado al premio del diario Clarín, como "Artista Revelación de jazz", y es preseleccionado para los premios Carlos Gardel por mejor disco.

La ruta sigue más adelante
Después participó de dúos, tríos y cuartetos, editó otro discos con composiciones propias y logró que los críticos prestaran atención a sus creaciones. Por citar solamente a uno, Federico Monjeau en Clarín, escribió:
"Los temas de Mariano Otero llevan a pensar en el sonido de la banda de otro contrabajista genial, Charles Mingus. Sin embargo la impresión se desvanece al escuchar con detenimiento. El modelo, en todo caso, permanece muy abstraído. Los temas son formas orquestales muy variadas, siempre atadas a una idea muy precisa, y es evidente que el sentimiento estructural del contrabajo puede tener su lugar en la economía de cada composición".
Un sueño realizado
Su más reciente proyecto es un sueño realizado: la formación de su propia Big Band reuniendo a muchos de los músicos destacados en cada instrumento dentro del movimiento de renovación que tiene el jazz en Argentina.
Así las trompetas de Juan Cruz de Urquiza y Mariano Loiácono, unidas a la corneta de Enrique Norris, como la línea de saxos donde alternan Rodrigo Domínguez y Carlos Lastra con los más jóvenes aún Punturiero, Flores y Serra, son de los mejores bronces que puedan reunirse. En la base se destacan el ascendente guitarrista Miguel Tarzia, la revelación 2005 en el piano, Francisco Lo Vuolo y el ya consagrado baterista Pepi Taveira.
Mariano Otero, que prefiere tocar el contrabajo y dirigir al mismo tiempo, ha compuesto la mayor parte de los temas, sin dejar por ello de incluir clásicos temas de quienes también eligieron a la orquesta como instrumento: Duke Ellington y por supuesto, Charles Mingus. Ya han registrado un disco compacto y lo presentan a todo lujo.

El festival es Sábado 30 de septiembre – 20 horas-Gimnasio del Club Ciudad de CampanaEntrada general $2,50 a beneficio Escuela de Arte

Mucha suerte!

No hay comentarios.: